Ante las situaciones derivadas de la edad o traumatismos (caídas, operaciones, enfermedades…) que pueden afectar a las personas ancianas, se considera que el mantenimiento y la rehabilitación de las capacidades funcionales y de movilización son muy importantes para la salud y el bienestar de estas personas.

Este servicio, con un programa multifactorial diseñado a partir de la valoración de cada persona, nos permite intervenir en la recuperación de capacidades funcionales y/o prevenir su deterioro. Los planes de intervención personalizados actúan principalmente en la reeducación de la marcha, equilibrio, estabilidad, y permiten afrontar el riesgo de caída y síndromes de inmovilidad, favoreciendo el estado no solo físico, sino también anímico y mental.

¿Cómo lo hacemos?

Trabajamos afectaciones crónicas o agudas con terapias especializadas en una función preventiva, rehabilitadora y/o de mantenimiento de las capacidades.
Se realiza una valoración previa por los profesionales del equipo para diseñar el plan de intervención y las recomendaciones terapéuticas.
Los tratamientos de rehabilitación geriátrica incluyen diferentes modalidades de intervención que se adaptan a las necesidades de la persona, desde sesiones de trabajo individuales a pequeños grupos homogéneos.
Este servicio lo realizan profesionales expertos y experimentados de diferentes áreas sanitarias como medicina, enfermería y fisioterapia, con un espacio integrado en el centro residencial de la Fundación.

Rehabilitación geriátrica.